www.amigosdemazatlan.com.mx


Historias Mazatlecas


El Teatro Ángela Peralta



El puerto de Mazatlán  ya había contado con otros teatros como el "Alegría”y el Principal.

  en esta época funcionaba el “Del Recreo”.











































Acuarela del Teatro Alegría realizada por William H. Meyers en 1843,

posiblemente “la pieza iconográfica más antigua sobre infraestructura teatral en Sinaloa y quizá en noroeste mexicano”.



En agosto de 1869, el empresario Manuel Rubio, presentó una solicitud al Ayuntamiento de Mazatlán 

para construir un teatro en la ciudad.Rubio buscaba responder a las pretensiones porteñas de un espacio 


 “a la altura de la importancia mercantil y política”


que Mazatlán ostentaba entonces  como capital de estado y centro económico del occidente del país.


La construcción se inició ese mismo año bajo la dirección del Ingeniero de la Ciudad, Librado Tapia.









 El 15 de febrero de 1874, 

aún cuando no se habían colocado todos los barandales de los balcones, el teatro se inauguró con la presentación de:

 .

“La Campana de Almudaina

drama en tres actos 

de Juan Palou y Coll

.

 “La Casa de Campo”,

comedia en un acto 

por José Sánchez Albarral a cargo de la Compañía Española de   Mariano Luque.

foto_5.jpgfoto_6.jpg

UN RUISEÑOR EN MAZATLÁN.

Procedente de Guaymas (Sonora) y La Paz (Baja California), en cuyo teatro improvisado en un patio cantó por última vez la ópera María de Rohanllegó a Mazatlán el 22 de agosto de 1883.

En el muelle  de la Aduana, AngelaPeraltafue  recibida  con el himno nacional. Al llegar al carruaje, un grupo de admiradores quitaron los caballos y tiraron de él, llevando a la diva hasta el hotel Iturbide, seguida por la música y la multitud.


“Ella salió al balcón y saludó al pueblo, que se agrupaba al frente de el edificio...“


Es un hecho en la tradición oral mazatleca que, en esa fugaz aparición, la Peralta deleitó a los congregados en la plaza con la popular habanera de IradierLa Paloma, canción favorita de la emperatriz Carlota.
























Este cuadro es obra del maestro Antonio López Sáenz y engalana el comedor del restaurant “Pedro y Lola”, allá en la Machado



Al día siguiente, el 23 de agostola compañía hizo su presentación con la ópera de Verdi “El trovador”, debutando el tenor de fuerza Fausto Belloti ante escaso público, pues corrían alarmantes rumores sobre la propagación de la fiebre amarilla.

 

El 24 de agosto,

Ángela Peralta dirigió el ensayo para la representación de “Aída”, obra con la que debería hacer su debut al haber caído enfermos el director de escena, señor Belloti, y el maestro director Chávez Aparicio.

La función debió verificarse esa misma noche, pero se pospuso porque al oscurecer ya eran varios los artistas afectados por la devastadora enfermedad.


Al amanecer del día 25, habían fallecido los señores Belloti y Aparicio y varios artistas. El mal se ensañó con los miembros de la compañía a tal grado, que de los 38 que la integraban 15 habían muerto, entre los que quedaron estaban  la soprano Zopilli y la contralto, señora Saborini.






















María de los Angeles Manuela Tranquilina Cirila Efrena Peralta y Castera  

falleció el 30 de agosto de 1883.

Manuel Rubio murió en un naufragio, cuando se dirigía a San Francisco con la intención de traer  decorados para el teatro. El vapor  El Continental , en el que viajaba, naufragó  en octubre de 1870.


No alcanzó a ver terminada su obra, pero su viuda, Doña Vicenta Unzueta, continuó la construcción.


foto_7.jpg

La Compañía Orfeón Ángela  Peralta: 


Artistas locales dirigidos por el maestro Francisco Martínez Cabrera y Adolfo Wilhelmy

En la fila de atrás  der. a  izq. el primero de la der Don Ricardo Lorda Fernández  de la Riva

El tercero es Don Ernesto Lorda Fernández de la Riva

El Maestro Francisco Martínez Cabrera  inconfundible al centro de la primera fila

foto_8.jpgfoto_9.jpgfoto_10.jpgfoto_11.jpgfoto_12.jpgfoto_13.jpg

La compañia dramatica de Maria Teresa Montoya 

en el escenario del Teatro Rubio.


Vista  del  publico en  el Teatro  Rubio  durante 

la función de beneficio de Maria Teresa Montoya.


La   era   de  esplendor   culmina   prácticamente con la frustrada presentación  de  la diva Ángela Peralta, quien nunca  llego al escenario. Es tal vez a partir de esta fecha que  el  teatro Rubio  inicia su descenso.


Hasta 1940,  el Teatro Rubio fue escenario de  todo  tipo  de manifestaciones  culturales  y espectáculos  como  operas, zarzuelas, dramas, actos cívicos, funciones  de circo, de box y lucha libre. 


Durante un tiempo se convierte en sede de eventos   carnavaleros. En 1943, deja de  ser el Teatro Rubio

para  convertirse  en  el Cine Ángela Peralta, mismo que opero  hasta 1964. Luego, el edificio permaneció cerrado  por  cinco  años. Ya  deteriorado y en franco abandono, fue  utilizado  para  presentar un espec-táculo de Burlesque,  durante el carnaval de 1969

foto_14.jpgfoto_15.jpgfoto_16.jpgfoto_17.jpgfoto_18.jpg

desde entonces queda prácticamente abandonado  

foto_20.jpgfoto_21.jpgfoto_19.jpgfoto_22.jpg

El Arquitecto Juan José León Loya,

mazatleco y miembro de esta asociación civil, fue el especialista que diseñó el proyecto que reviviría el recinto. Las remodelaciones iniciaron en 1987, concluyendo cinco años después.

Por la calidad de su propuesta y lo viable del proyecto (que terminó cristalizándose en 1992),

Loya fue premiado por la Federación de Arquitectos de la República Mexicana en la Segunda Bienal de Arquitectura. 



Se reprodujo la ornamentación con toda fidelidad y se instalo la balconería de fierro fundido cuyas piezas originales se rescataron en un 75%.



En 1975 el Ciclón "Olivia“ azota la ciudad


y causo la casi total destrucción de la estructura en especial de todas las secciones de madera,

barrotes, vigas y columnas. 

lo cual no sucede gracias a un grupo de notables mazatlecos

que se dieron a la tarea de rescatarlo, naciendo así la asociación:

AMIGOS DEL TEATRO ANGELA PERALTA A.C.

misma que para  diciembre de 1987 logra de nuevo darle vida,

con el edificio aún en ruinas, fue abierto al público en una función inolvidable del 1er. Festival Cultural de Sinaloa

"El primer festival cultural que se verificó en este teatro, se llevó a cabo a cielo abierto al pie del gran ficus. Ahí se construyó un tablado rústico para acomodar un piano, un pianista y a la soprano Gilda Cruz Romo. Mientras ella nos cantaba un recital de canciones románticas mexicanas –Ileder tropical- una luna llena salió de atrás del derruido muro y se fue trepando como paloma de plata por las ramas del gran ficus hasta que, al terminar el recital, salió al cielo limpio y estrellado para llenar con su resplandor hasta el último rincón del teatro. En aquella ocasión Gilda cantó bien, la luna sobreactuó. Cuatro festivales más se hicieron así a la intemperie". Antonio Haas


Los mazatlecos agradecemos al Lic. Francisco la Bastida Ochoa entonces gobernador del estado y a  José Ángel Pescador  Osuna presidente municipal, su colaboración  incesante y generosa en el rescate del Teatro.




a   partir  de  esa   fecha   este  bellísimo  y  centenario   lugar,  es   constante  escenario   de 

importantes eventos culturales y artísticos, como el festival José Limón que se lleva a cabo en  el  mes  de abril o  el Festival Sinaloa  de  las  Artes y  el  Festival Cultural de Mazatlán,

dando  inicio  el  primero  de  ellos  el  mes  de  octubre  y  el  segundo  los  primeros   días de noviembre, prolongándose hasta diciembre.


Además a lo largo del año puede disfrutar en él todo tipo de eventos culturales

foto_23.jpgfoto_24.jpgfoto_25.jpg

Como miembro de la

Sociedad de Amigos del Teatro Ángela Peralta,

Antonio HaasEspinoza de los Monteros

se constituyó en el más decidido gestor de la reconstrucción

de esa joya de la cultura sinaloense en Mazatlán.

La presencia de ese recinto, como uno de los más bellos

y auténticos en su género en nuestro país,

 debe asociarse, en idea, con la obra del escritor mazatleco

para quien tal rescate fue una de sus mayores obsesiones. 



El rescate del inmueble del Teatro Ángela Peralta, que por varios lustros estuvo en el abandono, fue encabezado por el grupo"Amigos del Teatro Ángela Peralta, A.C.".

Con  el apoyo del Ayuntamiento  de  Mazatlán, de la sociedad y de diversas instancias estatales y federales, se dieron a la tarea sacar de la ruina al edificio localizado en la calle Carnaval y Constitución, en el corazón del centro histórico de la ciudad. 


La fachada exterior del teatro es de dos plantas, la primera tiene el centro un amplio vestíbulo,

sostenido  por seis  columnas  estriadas de  capitel dorico; la  segunda ostenta  un  barandal de 

hierro  y ventanas rectangulares que llevan el dintel decorado con relieves vegetales. 



foto_26.jpgfoto_27.jpg

Al  transponer  el pórtico  tradicional  de  ingreso, característica  de  los  edificios  del  siglo  XIX,

se  llega a un patio abierto presidido por  una bellísima fachada neoclásica rica en ornamentación,

en la que sus muros curvos se manifiestan la forma de herradura de la sala. 

foto_28.jpg

El 19 de diciembre de 1990

por decreto presidencial, el Teatro Ángela Peralta fue declarado Patrimonio Histórico de la Nación.

El Presidente de la república Carlos Salinas de Gortari, lo reinauguró solemnemente el 23 de octubre de 1992

FUENTE:

Archivo municipal



FOTOS:


Manuel Gomez Rubio

peche Rice


arreglos:


Gustavo Gama Olmos


recuperado 20/09/2013





....

foto_30.jpgfoto_29.jpg

Doña  Vicenta  Unzueta  vda.  de Rubio fue obligada  a  vender el inmueble tres años después de su apertura. 

La  finca del teatro y la del  Hotel Iturbide  fueron adquiridas  por  Juan Bautista Hernándezsocio de la firma española Hernández Mendía y Asociados, con intereses en el puerto.


Entre 1879 y 1881

se realizaron importantes obras para concluir los detalles faltantes en el edificio y convertirlo en un lujoso teatro. La remodelación de “ventanas, puertas y balcones, además de otras reparaciones fundamentales” estuvieron a cargo de Santiago León Astengo.


De los telones escenográficos y otras decoraciones se  hizo  cargo  el pintor Juan Gómez

Con 1366 localidades y los mejores adelantos de la época, el teatro fue oficialmente inaugurado por segunda ocasión el 6 de febrero de 1881, cuando quedó totalmente terminado, oportunidad  en  la  que  se  presentó  un  concierto  de  las  alumnas  de  canto  del   Maestro Manuel Cataño.


Al cabo de unos cuantos años mas, el edificio se convirtió en una enorme ruina, sin techos paredes caídas y hasta un enorme árbol ficus crecio en el lugar en que estaba ubicado el foro principal, su aspecto era lastimoso, un imperdonable insulto al que fuera un renombrado Palacio de las Artes.





Por lo que en 1985 el ayuntamiento decide demolerlo.

angela_1.jpgangela_2.jpgangela_3.jpgangela_4.jpgbandera-usa_GIF_animado.gif

English Version