Francisco_Rodolfo_foto_1.jpg

www.amigosdemazatlan.com.mx


Mazatlecos Distinguidos

Francisco Rodolfo Álvarez Fárber

 

Abogado, notario público, doctor en derecho y funcionario público. Procurador General de Justicia del Estado de Sinaloa. Nació el 4 de octubre de 1936 en Mazatlán, Sinaloa. Hijo del reconocido abogado, notario público y educador, Leonardo Manuel Álvarez Almada, originario de El Fuerte, Sinaloa. Su padre se radicó en Mazatlán, para ejercer su profesión de abogado.

 

A la par, en el puerto fue director de la Escuela Preparatoria de Mazatlán, de noviembre de 1947 hasta abril de 1955. Presidió el Círculo Comercial Benito Juárez, y fue uno de los profesionistas más prestigiados de su época. En el bello puerto mazatleco contrajo matrimonio con Alicia Fárber Holderness, con quien procreó tres hijos:  Leonardo Manuel (médico cirujano con especialidad en ginecología y obstetricia, nació en octubre de 1928; contrajo matrimonio con Julieta Margarita Lizárraga González); Alicia (nació en 1930 y casó con Federico Kelly López),  y Francisco Rodolfo (biografiado). 

 

Siendo niño, Francisco Rodolfo realizó estudios de primaria en el Colegio Independencia; la secundaria y preparatoria en la Escuela Preparatoria de Mazatlán. Posteriormente, se inscribió en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UNAM, donde logró ser un magnífico estudiante con promedio superior a 9. Su examen de licenciatura lo sustentó ante un jurado excepcional, integrado por los eminentes abogados, Mario de la Cueva, Jesús Reyes Heroles, Luis Recásens Siches, Ignacio Burgoa Orihuela y Gabriel García Rojas, obteniendo mención honorífica el 16 de mayo de 1963.

 

De regreso en Mazatlán, Francisco Rodolfo fue durante muchos años maestro y director en la Escuela Preparatoria de Mazatlán. En este puerto sinaloense, desposó a Bertha Concepción Córdova Ibarra. De su enlace matrimonial nacieron tres hijos, Bertha Concepción; Francisco Rodolfo y Leonardo Marino. El licenciado Álvarez Fárber hizo un postgrado en derecho constitucional y administrativo. Posteriormente, se doctoró en derecho.

 

Entre sus actividades académicas sobresale de director de la Unidad Sur de la Universidad de Sinaloa; profesor adjunto de Derecho Constitucional, de Teoría Política y de Régimen Jurídico del Menor, en la Maestría en Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de México; profesor titular de Derecho y Administración Municipal. En sus actividades profesionales  fue abogado consultor del Gobierno de Sinaloa, adscrito al Juzgado de Distrito en Mazatlán; Notario Público en Sinaloa; Secretario General de Gobierno del Estado de Sinaloa de 1969   a 1974, durante el sexenio del gobernador Alfredo Valdez Montoya. Se desempeñó de Delegado de la Procuraduría General de la República en Sinaloa, del 10 de junio al 18 de noviembre de 1991, porque el gobernador de Sinaloa, licenciado Francisco Labastida Ochoa, lo invitó al cargo de Procurador General de Justicia en el Estado de Sinaloa; puesto que desempeñó en sustitución del licenciado Manuel Lazcano Ochoa.

 

Durante su enérgica presencia al frente de las instituciones de procuración de justicia, se asestaron severos golpes al narcotráfico y a peligrosos capos, tales como, El “Güero” Palma, y Miguel Ángel Beltrán “El Ceja Güera”, así como a la delincuencia organizada en la entidad; logró capturar a Mario Alberto González Calderoni, un ex Comandante de la Policía Judicial Federal, señalado de autor intelectual del homicidio de la Doctora en Derecho Norma Corona Sapién, ocurrido  el 21 de mayo de 1990, en Culiacán. Álvarez Fárber terminó su ejercicio de procurador el 31 de diciembre de 1992,  con el sexenio de Labastida.

 

Meses antes de finalizar su gestión en la procuraduría, recibió en su despacho, en sobre cerrado, una amenaza de muerte.   Al concluir su encargo, Álvarez Fárber y su familia cambiaron su residencia a Cd. de México, donde realizó las siguientes funciones; secretario del consejo de administración y director de asuntos jurídicos de Fomento de Crédito Mexicano, SA; director de investigaciones del INAP. Escribió varios ensayos, entre ellos los siguientes, “El sistema constitucional norteamericano y sus antecedentes ingleses desde la conquista normanda de Inglaterra en 1066 hasta la elección de Carter”.  “El pensamiento político de John Locke y el poder legislativo”. “El término estado: antecedentes, origen, evolución, desarrollo y perspectiva”. “El concepto de soberanía”. “El concepto de representación política”. “El problema de la incompetencia de origen”. “Antecedentes, tendencias y perspectivas del constitucionalismo en México”. “Hernán Cortés: sus ordenanzas, aspecto jurídico”. “La agricultura sinaloense en el periodo  de 1960 a 1974”. “Proyecto de reformas a la enseñanza de derecho”.  “La división de poderes”. “Teoría y realidad de la división de poderes en México”. “Breve exposición del pensamiento filosófico de Kant”. “El sistema municipal vigente en Sinaloa”. “Reflexiones sobre el concepto del menor infractor y sobre la influencia del retraso mental, los problemas de aprendizaje, la prevención infantil y la familia en su conducta”. “Breve ensayo sobre la revisión de la cita pública por el poder legislativo en México, causas de su ineficiencia y sugerencias al respecto”. “Breve ensayo sobre la naturaleza de lo contencioso administrativo como tipo específico de desconcentración y no como mera delegación de facultades”. Hombre probo, dedicado al estudio y a la reflexión de los problemas en México.

 

En la mañana del 28 de abril de 1993,  Francisco Rodolfo, junto con su esposa, terminaban de hacer sus ejercicios matinales en el Parque Hundido de Cd. de México, cuando dos tipos vestidos con traje y lentes oscuros, al aproximárseles, sacaron sus pistolas y lo asesinaron, con un tiro en la nuca y otro por la espalda, dejando de inmediato del lugar. Los dos gatilleros fueron capturados: uno el mismo día y el segundo, un día después. Están juzgados y en prisión. Mario Alberto González Calderoni,     fue recluido en el penal de Almoloya de Juárez, desde que Francisco Rodolfo aclaró el asesinato de Norma Corona.

 

En la investigación del asesinato del licenciado Álvarez Fárber encontraron que González Calderoni fue el autor intelectual junto con otros jefes narcotraficantes para quienes éste trabajaba cuando fungía de Comandante de la PJ de la PGR en Sinaloa.

 

Fuentes:

-Árbol genealógico de la Familia Fárber, proporcionado por Guillermo Fárber Bejarano, Cd de México, nov, 2008.

 

-Foro Ministerial. Órgano informativo de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa, año II, núm 1-12, Culiacán, Sinaloa, diciembre, 2000.

 

-Iván Hernández, Miguel A Juárez y Miguel Alonso Rivera, “Grandes crímenes del siglo”, en Sinaloa, 100 años. La Gran Aventura del Siglo XX. Guillermo Ibarra Escobar, Arturo Carrillo Rojas (coordinadores), Facultad de Historia-Escuela de Estudios Internacionales y Políticas Públicas-Periódico Noroeste, Culiacán, Sinaloa, 2003.

 

-Oses Cole. Diccionario Biográfico e Histórico de Mazatlán. Cruz Roja Mexicana, Delegación en Mazatlán, 2006.

 

-Revisión y corrección electrónica de Bertha Concepción Córdova Ibarra, viuda del biografiado, nov, 2008.

 

 

* Por Carlos Grande

Semblanza de la Enciclopedia Biográfica Ilustrada del Estado de Sinaloa

Próxima a publicarse



Arreglos:

Gustavo Gama Olmos


recuperado 1de Octubre de 2013