www.amigosdemazatlan.com.mx


Mazatlecos Distinguidos

Rigoberto_Lewis__foto_1.jpgRigoberto_Lewis__foto_2.jpgRigoberto_Lewis__foto_3.jpg

Rigoberto Lewis



Con más de 52 años de ser el artífice que convierte madera papel y engrudo en las fantasías rodantes que dan el toque mágico a los desfiles del Carnaval,  es una institución por sí solo. Su memoria está llena de momentos inolvidables y de detalles mínimos que hoy son historia. Toda esa experiencia se ve reflejada en sus obras y en el amor que los mazatlecos le brindan los domingos de Carnaval, cuando camina al frente del Carro de la Reina recibiendo los aplausos de la gente.

Rigoberto Lewis no sólo es el constructor de las carrozas del Carnaval, es el Carnaval mismo,  una  tradición viva, es considerado un "señor tradición" en esta fiesta anual del municipio. “Jamás pensé en esto”, confiesa Lewis mientras el humo del cigarrillo lo acompaña hasta 1956. Entonces era un preparatoriano que ingresaba en la gesta de la construcción de carros alegóricos como un amateur entusiasta. 

Debutó durante un desfile del 20 de noviembre con una representación de la leyenda de Popocatepetl   e Iztlazihuac. Su gusto por lo mitológico volvería a patentizarse luego en producciones que recreaban lo mismo a una Palas Atenea que a las “Fantasías de Neptuno”.

 

También fue en el ‘56 cuando este icono se sumó a los desfiles con la elaboración de dos cisnes que le valieron una medalla de oro y una carta de felicitación. “Vaya maravilla de la vida… Como que en febrero fui marcado”, comenta con un tono que fusiona sorpresa y nostalgia. “Al cabo de muchos años tropiezo entre las cosas de mi mamá con la medalla y la carta, y por primera vez descubro la fecha: 14 de febrero de 1956, día del amor y día mío, porque en esa fecha nací.


en 1960 hizo su primer Carroza Real para Lupita Rosete Aragón

"Mucha gente cree que mi pasión por  el Carnaval terminará cuando muera, lo que no saben es que cuando esté en el cielo voy a pedir permiso para venir a darme mis vueltas...    o desde el infierno, uno nunca sabe".


“Todos los mazatlecos debemos seguir amando el carnaval  y mientras 

dios me de vida lo seguiré haciendo….

cuando yo me vaya quiero que me acompañen los papaquis”.  


comentó el hombre que se ha ganado el cariño 

y agradecimiento de los pata saladas.












fuente y fotos: 

Mazatlán Interactivo


arreglos:

 

Gustavo Gama Olmos    



recuprerado 1 de Octubre de 2013