www.amigosdemazatlan.com.mx


Historias Mazatlecas

Los Muelles de Mazatlán



REPASO A LA HISTORIA

Enrique Vega Ayala, Cronista oficial de Mazatlán

los_muelles_1.jpg

Mazatlán ha tenido tres zonas portuarias en la historia. La más antigua fue la Bahía de San Félix (hoy Playa Norte), que fue marcada como área de abrigo para embarcaciones desde tiempos de las primeras exploraciones españolas, por lo menos desde 1602, cuando Sebastián El Vizcaíno lo dejó plasmado en su crónica de viajes por esta zona. Por esa razón al área de los pescadores en la Playa Norte se le conoce como Puerto Viejo.

  

los_muelles_2.jpg

Luego, en 1828 cambiaron el área de atraque de buques hacia la Playa Sur y construyeron un muelle de madera al pie del Cerro de la Cruz. 

  

Igual que en el Puerto Viejo, la carga y descarga de las embarcaciones se hacía por medio de lanchones, debido a que no había la profundidad suficiente para que los buques atracaran directamente en muelle. 

  

Finalmente, desde 1951, tenemos los muelles instalados en el área conocida antiguamente como del Estero del Astillero. 

  

los_muelles_3.jpg

El origen


 

Las bahías de Mazatlán, desde antes de que se poblara esta costa, fueron consideradas y utilizadas por los exploradores españoles del Pacífico y por los piratas que asolaron este mar, como puerto seguro donde reparar naves y reponer fuerzas. 

  

los_muelles_3_b.jpg

José de Caballero. 

Antonio Lerma Garay  "MazatlánDecimononico"


Este miembro del ejercito mexicano, realizó un estudio del Estado Libre de Sonora y Sinaloa, o Estado de Occidente, 

en el cual incluyó sendos planos de los puertos mas importantes que exixtian en dicho territorio en aquellos años: 


Guaymas y Mazatlán. 


En lo referente al puerto sinaloense, se aprecian trece casas al oriente del cerro de la aduana 

y dos edificaciones  más al norte del cerro de la nevería. 


El de Caballero es un dibujo carente de profesionalidad, sin embargo su valor histórico es invaluable.

  

El desarrollo de la ciudad, hasta la fecha, se ha sostenido fundamentalmente en las diversas modalidades del tráfico marítimo: comercial, pesquero y turístico.

 

Apenas hacia la segunda década del Siglo 19, "el Gobernador intendente de las provincias de Sonora y Sinaloa, Alejo García Conde, remitió un informe a don Bernardo Bonavia en el que le señalaba que para la habilitación del puerto (de Mazatlán) se tomara las mismas providencias que establecía para el de Guaymas, que consistían en guarnecerlo con unos 40 hombres al mano de un capitán, construir muelle, cuartel, una batería con piezas de regular calibre y edificar una capilla", escribió Antonio Nakayama en su libro "Mazatlán, Parva crónica de un puerto".

 

El alije, que antes se hacía por medio de lanchones hasta la playa, pudo realizarse desde y hacia un rústico y provisional muelle, según asentó Héctor R. Olea, en "Los asentamientos humanos en Sinaloa":

"Por Puerto Viejo o de San Félix, en un muelle provisional, comenzaron a descargar algunos buques de cabotaje mercancías destinadas a los comerciantes de San Sebastián y el Real del Rosario". 

  

los_muelles_5.jpglos_muelles_4.jpg

La apertura de Mazatlán al comercio exterior en 1821, antes de la formalización de la Independencia, aprobada por las Cortes de Cádiz; y, luego la confirmación de ese decreto por el Gobierno de la nación ya independiente, el 6 de febrero de 1822; generó condiciones para prever un crecimiento importante del tráfico mercantil en el embarcadero local.

 

Con ese incremento se hicieron evidentes las deficiencias operativas del alije en el Puerto Viejo. Así que, para 1828, el empresario Vicente Ortigosa, con negocios en San Sebastián (Concordia), apoyado por "la casa comercial Fletes de El Rosario", argumentó ante las autoridades que "no había comodidad alguna para la carga y descarga de la embarcaciones" en este puerto y obtuvo el cambio de fondeadero a la bahía sur, señala Santiago Calderón en sus Apuntes Estadísticos de 1874. 

  

los_muelles_5_a.jpg

Al parecer fue hacia 1846 cuando se inició la construcción de un muelle de piedra al pie del Cerro de la Cruz y frente a la Aduana Marítima, cuyo primer edificio fue construido hacia 1837, según el texto de Adolfo O'Ryan, titulado "Historia de Mazatlán", incluido en la Revista Sinaloa Ilustrado (Southworth/1898). 

  

Ya para entonces era una anécdota sin importancia la denominación de Puerto Ortigosa que oficialmente se quiso imponer a Mazatlán. A partir de entonces, los bultos de mercaderías y los pasajeros eran transportados en lanchones de los barcos, surtos entre las islas del Crestón y de Chivos, al muelle y viceversa. 

  

los_muelles_6.jpg

El muelle en la Playa Sur fue varias veces reconstruido. Muy probablemente, por los daños debidos a ciclones y turbonadas, por lo menos en 1837, 1851, 1870 y 1927 se tuvo que reconstruir esa plataforma de desembarco. 

  

los_muelles_6_madera.jpg

En esas condiciones portuarias, hacia la mitad del Siglo 19, "el movimiento de entrada y salida de barcos era muy denso. Banderas chilenas, americanas, francesas y de otros los países se mecían en la bahía con el soplo de la brisa. El muelle se había construido de piedra y junto a él se levantaba un amplio almacén para la aduana" asentó Nakayama.

 

Apenas si se daban abasto las 21 carretas disponibles, entonces, para los acarreos del muelle a los almacenes. Luego el comercio exterior por Mazatlán entró en crisis, tal y como lo dejó establecido Santiago Calderón en sus Apuntes Estadísticos de 1874. 

  

los_muelles_6_a.jpglos_muelles_3_a.jpglos_muelles_7_a.jpg

Todavía, a principios de la década de los 70 de aquel siglo, Henry Edwards, en la crónica de su visita a nuestra ciudad, relata con admiración el enorme esfuerzo humano que desplegaban las cuadrillas de alijadores para trasladar los bultos en el muelle mazatleco. 

  

los_muelles_7_b.jpg

Antonio Lerma Garay, en su "Mazatlán decimonónico", detalla que en 1875 "el gobierno inició la construcción de un nuevo muelle… frente al edificio de la Aduana. Sin embargo, debido a la carencia de recursos, el proceso de construcción fue lento y a menudo interrumpido. El ingeniero estadounidense Benjamín Franklin Appleby se atribuye ser su constructor". 

los_muelles_7.jpg

Por otro lado, consta en Actas de Cabildo, que el 5 de mayo de 1877 se inició el servicio del tranvía tirado por mulas que iba del muelle al astillero (por la calle Arsenal, la del Oro, y la del Recreo hasta la del Astillero) para el transporte de pasajeros y carga. 

Once años después, con la aportación de la Cámara de Comercio de Mazatlán, se reconstruyó el Cobertizo para almacenar los bultos descargados o por cargar, para sustituir al que se había levantado en 1846.

 

Con esta obra se complementó el servicio portuario local decimonónico.








 

Los muelles en el Estero del Astillero 

los_muelles_8.jpg

Lo que si es cierto es que, para finales del Siglo 19, la construcción de muelles modernos en la zona del estero del Astillero, entre La Puntilla y el Puente Juárez, se volvió prácticamente una obsesión para los mazatlecos.

 

En 1896 estuvieron listos los proyectos ejecutivos para proceder a la realización de las obras, pero nunca arrancaron. En 1911, luego del triunfo de la revolución maderista, durante la visita del entonces Vicepresidente José María Pino Suárez a Mazatlán, para inaugurar el tramo del ferrocarril de aquí a Tepic, se volvió a plantear la alternativa de levantar una zona portuaria en el estero del Astillero, incluso hubo una visita especial de Pino Suárez al área para conocer "in situ" el proyecto. Como consta, incluso, en una fotografía del evento. Muy probablemente quién se esforzó por hacer realidad esa propuesta fue el sinaloense y, por años, vecino del puerto, Ingeniero Manuel Bonilla, Secretario de Comunicaciones de aquél efímero gobierno maderista. La caída de Madero y Pino Suárez dejó para mejor oportunidad la ilusión de tener instalaciones portuarias modernas. 

los_muelles_9.jpglos_muelles_9_a.jpg

Con el ascenso al poder federal del grupo de revolucionarios de origen sonorense, de nuevo se abrió la expectativa para esa infraestructura portuaria de Mazatlán. Durante el Gobierno del General Obregón se retomó la iniciativa diseñada en 1896, se realizaron nuevos estudios y se arrancaron las primeras obras. Sin embargo, la inestabilidad política que se vivió en la región por esos años impidió que los trabajos fueran más allá de los primeros pasos. Si acaso, sólo se consiguió la construcción del área para el atraque de embarcaciones, pero, solo podía usarse por aquellas de poco calado. 




Los muelles fiscales 

Finalmente, tras intensas gestiones con el Gobierno de Miguel Alemán, las obras del puerto cobraron forma y entre las acciones iniciales se trazó y puso en marcha la construcción de la escollera Crestón-Azada, que unió esas islas con el Cerro del Vigía, impidiendo el paso de las corrientes hacia la dársena frente a lo que serían los nuevos muelles. 

los_muelles_17.jpglos_muelles_17_a.jpglos_muelles_17_b.jpg

Fue hasta 1951 cuando finalmente Mazatlán tuvo una nueva zona de atraque para buques de gran calado. 

los_muelles_21_a.jpg

Formalmente, los muelles fueron inaugurados por el Presidente de la República, Licenciado Miguel Alemán, el 22 de julio de 1951. Al buque español Rita García le corresponden los honores oficiales de haber sido el primero en atracar con los muelles ya inaugurados. 

los_muelles_10_a.jpg

Sin embargo, de acuerdo con documentos conservados en el Archivo Histórico Municipal, la embarcación de nombre Eolo, de 7,700 toneladas, al mando del Capitán Jesús Robledo Barreiro, fue la primera en hacer uso de los nuevos muelles, sólo que su arribo fue anterior al acto inaugural.

 

El 27 de junio de 1951, según informe del entonces Presidente Municipal, señor Amado Guzmán, dirigido al Ingeniero Alberto J. Pawling, con la llegada del Eolo se probó a plenitud el nuevo muelle.

 

El 22 de julio de 1951 se realizó la inauguración de "las obras del puerto", que se habían iniciado 25 años atrás y cuyos primeros proyectos se habían diseñado en 1896 los muelles fiscales de Mazatlán. Junto con la conclusión de las áreas de atraque del "muelle fiscal N° 1", fue terminada la amplia calle que conectaba la puerta principal de esa nueva área portuaria con la Aduana Marítima.





16-07-2012


MAZATLÁN._Jorge Cárdenas Castillo, director general de Tmaz (Terminal Marítima Terrestre de Mazatlán), señaló al 12 de julio de 2012 como "día histórico para el puerto de Mazatlán, al estar arribando por primera vez equipos modernos de alta tecnología (grúas de carga y descarga de contenedores) para atender las necesidades de los buques que están sirviendo al tránsito internacional de la Costa Pacífico Mexicana".

 

Sin duda, un paso importante en la modernización de los muelles mazatlecos, siempre alcanzada con retraso –respecto a las de otros puertos mexicanos–, pero siempre bienvenida. 



http://www.noroeste.com.mx/publicaciones.php?id=796057




Fuente:

Enrique Vega Ayala

Cronista oficial de Mazatlán



Fotos:

Peche

Manuel Gomez Rubio


Arreglos web:

Gustavo Gama Olmos


Mazatlán, Sin.   19/12/2013



 

 


los_muelles_10.jpglos_muelles_19_b.jpglos_muelles_19_c.jpg

En 1861, Francisco Bonet, además de la remodelación del edificio de la Aduana, realizó la reparación del muelle y la instalación en él de un pescante para la descarga de los buques. La puesta en operación de esa primera grúa en el servicio portuario fue tan celebrada como polémica debido a la cláusula del contrato por ambas obras que Bonet reclamaba su favor, según la cual él podría cobrar una determinada cantidad por cada bulto que pasara por el muelle mazatleco, según asegura Oses Cole en su "Diccionario biográfico e histórico de Mazatlán". 

  

los_muelles_19_d.jpgproductos.jpg

    Agradecemos el patrocinio de nuestro gran amigo

                            Rodolfo "popo" Castañeda