www.amigosdemazatlan.com.mx


Historias Mazatlecas


plazuelas_1_web.jpgplazuelas_2_web.jpg

Intentaremos ser fieles transcriptores de esta historia  mazatleca con el fin de ilustrar lo mejor que se pueda el origen de estos lugares de esparcimiento y diversión que son:



Las Plazuelas de Mazatlán






.

que queda a cargo de José Maximino Morgan.


El caserío de pescadores unos cuantos años atrás es ahora una próspera y creciente villa!.  (William F. Beechey)

Para el año de 1832, el trabajo en el cada vez más solicitado muelle de "La Aduana”, se veía constantemente impedido por las olas que en tiempo de lluvias y tormentas, brincaban el médano de la playa que se encuentra al poniente de la ciudad, cuyas aguas  alimentaban las lagunas ya existentes en la mayor parte de lo que hoy es el Centro Histórico y es por eso que se construyo "un dique" (muro de contención)  dando origen al paseo de "Las Olas Altas". 

Don Juan Nepomuceno Machado acaudalado comerciante de origen filipino, al percatarse que la construcción del dique había permitido secar las lagunas y ganarle al mar grandes extensiones de terreno, tuvo la visión de hacerse de un predio muy grande que después donaría a la Ciudad con la condicionante de que allí se erigiera una Plaza Pública, misma que se construyo años mas tarde en 1837 y que lleva su nombre

.

"La Plazuela Machado" 






.

plazuelas_1_web.jpg

                 Plazuela Machado                                               Plazuela Hidalgo                                            Plazuela Zaragoza

la cual viene a ser la primer Plazuela del Puerto.



Henry Edwards hace una descripción de aquélla:


 “La ciudad tiene tres plazas, la principal es de forma oblonga, como de noventa metros de largo por cuarenta y cinco de ancho.

Tiene corredores de ladrillo que van hasta el centro donde coinciden en un corredor circular....... a lo largo de éste cada cuatro metros y medio se encuentra un naranjo, lo cual de veras suma belleza a toda la escena.



cuya entrada principal se ubicaba por la calle "Estrella" hoy 5 de mayo. 

 

Desocupado el mercado en el predio se construye la segunda Plazuela más antigua de Mazatlán


.

"La Plazuela Hidalgo"









.

plazuelas_5.jpg

Juan  Guzmán  asistente  ( valet )  de   Juan  Nepomuceno  Machado,  al   igual  que  su  patrón  dono  al

H. Ayuntamiento este predio en el que posteriormente utilizo para edificar una plazuela en el año de 1854,  la tercera en este prospero y creciente Puerto de Mazatlán.


A esta nueva Plazuela por muy poco tiempo se le conoció como "Plazuela del Puerto Viejo", que posiblemente así se le nombraba como referencia a que estaba en la calle del mismo nombre y rumbo a este.


Cuando  el  general Ignacio Zaragoza  falleció, el  gobernador  del  estado general Plácido Vega  emitió un decreto con fecha  8 de octubre de 1862, en cuyo  artículo tercero estipuló que se llamara:

.


"Plazuela de Zaragoza"






.

Testimonios Decimonónicos

 

Cuando Abel du Petit-Thouars llegó a nuestro puerto señala que:

la pequeña villa no tenía ni un monumento, y el paseo de Olas Altas, en los primeros años de existencia de Mazatlán, fue el lugar preferido para los paseos y caminatas de los porteños.


Abel du Petit-Thouars

El 12 de diciembre de 1837, ancló en las cercanías de la isla de Venados la fragata francesa Venus  (Pretendemos que el nombre de una de las calles más antiguas del puerto allá atrás de “Olas Altas” se debe a ese barco).  


La mañana siguiente du Petit-Thouars, quien era el capitán del navío, envió a tierra una lancha para avisar a las autoridades sobre su llegada. Al mediodía el bote regresó al navío y se escucharon las veintiuna salvas con las que los barcos extranjeros saludaban el pabellón nacional. Desde tierra los mejicanos saludaron a la bandera francesa de la misma forma. Luego los marineros franceses bajaron a tierra.


El navegante había seguido la narrativa de William F. Beechey como guía y le había servido para llegar a nuestro puerto. Sin embargo, algo no encajaba. El caserío que aquel inglés había visitado unos cuantos años atrás era ahora una próspera y creciente villa en la que vivían de cuatro a cinco mil personas. 

Du Petit-Thouars quedó admirado al notar el crecimiento y la prosperidad del puerto, y se refiere al respecto: 


“En menos de ocho años Mazatlán, triste pueblo, compuesto apenas de unas chozas miserables y un pequeño número de habitantes que no se ocupaban sino de la pesca, se ha convertido en una villa de comercio muy frecuentada y ya muy importante”.





plazuelas_6.jpgplazuelas_7_1.jpgplazuelas_7_1.jpg

Daniel Woods a su llegada a Mazatlán, el veinte de abril de mil ochocientos cuarenta y nueve, encontró grandes cartelones de papel que anunciaban la celebración de la burla y sacrificio de toros. Pudo entender que los papelones describían las virtudes  de los animales que animarían la corrida, toros y toreros,  y no perdió la oportunidad de asistir a ella. Los domingos eran los días dedicados a esta fiesta que se efectuaba en la  Plaza de los Toros. La plaza se encontraba muy cerca de lo que hoy día es la catedral. en predio propiedad de Juan de Cima, quien en mil ochocientos sesenta y ocho fallidamente propuso al Ayuntamiento se construyera en dicho terreno lo que sería el nuevo mercado.

.

La  Plaza de los Toros








.

plazuelas_3.jpgplazuelas_2_web.jpgplazuelas_de_los_naranjos_web.jpg


 "La Plazuela de los Naranjos"


 

 

El primer mercado con que conto Mazatlán estaba ubicado muy cerca del Templo de San José, dejando atrás los escasos  “primeros asentamientos” que estaban en la “Bahía de Puerto Viejo”, lo que actualmente se conoce como “La Playa Norte”. Nombres como la calle del “Sacrificio” pues por ahí se encontraba el “rastro”, la calle de “la Campana” debido al mucho tiempo que esta duro tirada antes de ser colocada en el templo de  “San José”  del que no se conoce con exactitud la fecha en que este fue construido pero existe un cierto consenso entre los historiadores de la ciudad que su levantamiento empezó en el año de 1837 y que se llevaron cinco años para dejarlo totalmente terminado) y muchas otras calles más que todavía conservan sus nombres originales, nos indican que era el centro neurálgico de la incipiente “Ciudad” de esa época decimonónica.

Pocos años después y debido al vertiginoso crecimiento poblacional, el mercado es cambiado a la parte de atrás del edificio que se construyo para albergar a las autoridades locales hoy....



El Palacio Municipal








.

plazuelas_4.jpg

Dejaremos a un lado la polémica sobre la fundación de Mazatlán, que si fue o no en ese año de 1531, no lo discutiremos, pero lo que si tomaremos en cuenta, es el siguiente hecho que narra el Pbro. J. Trinidad Hernández Dávila en su libro "Orígenes de Mazatlán y su Catedral":


La historia de las misiones en la iglesia del sur de Sinaloa nos dice que frailes en su tercera misión ya  habían pasado realizando su primera labor por Mazatlán en 1540, en 1558 la segunda y en 1566 la tercera, todo esto nos revela que ya había habitantes en el Puerto pues a “los venados no se les predica”.


También se habla de una primera ermita sin dar fechas, que fue el primer lugar de oración en Mazatlán y estaba situada rumbo al Puerto Viejo.


Nos dice que descendientes de Martín Hernández y unos mulatos en 1578 ya vigilaban la costa, desde los cerros que conforman el actual Puerto de Mazatlán.


Cabe hacer notar que la mayoría de los españoles abandonaron la región al descubrirse oro en el Perú (Hasta los piratas dejaron estos lares), los pocos que se quedaron tardaron muchos años en descubrir minas importantes.


En el Rosario no fue hasta 1655 que se descubrió la mina del Tajo y sus envíos los hacía por el puerto de San Blas. 


Poco a poco el Puerto fue cobrando importancia debido al crecimiento de los poblados cercanos como Panuco, San Sebastián, el Presidio de Mazatlán y muchos más que aparte de exportar los minerales  requerían de importar de todo, pues aquí se carecía de lo elemental.


El Puerto fue conocido en un tiempo como Villa de los Costilla por ser este el apellido de uno de los soldados españoles que venían desde el Presidio, de lo que hoy es Villa Unión, a vigilar los embarques.


Después un comerciante de San Sebastián, hoy Concordia, Vicente Hortigosa y la casa comercial Fletes de El Rosario, hicieron gestiones ante el gobierno para que cambiara el embarcadero de San Félix, (en el Puerto Viejo hoy Playa Norte), al pie del Cerro del Vigía situado en el lado opuesto (hoy playa sur), al cual se le llamo Puerto de Hortigosa,


Ya para 1778? las Cortes de Cádiz tenían contemplado darle categoría de puerto de altura.

 

Cuando la  Constitución liberal de Cádiz favoreció la creación de ayuntamientos libres,el puerto de Mazatlán fue abierto al comercio extranjero por decreto de las cortes españolas. 


Esto fue el 9 de noviembre de 1820, pero la medida no surtió efecto por la Revolución de Iguala. 

Sin  embargo, al  finalizar la  Guerra de  Independencia, la  región  de  Sonora y Sinaloa  aceptó el imperio de Agustín de Iturbide, y Mazatlán fue declarado puerto de altura. 


Surge entonces la primera oficina de gobierno local y se empieza a construir en 1828 el edificio de  



La Aduana Marítima



mapa_1828_Beechey.jpg

Mapa de la ciudad y puerto de Mazatlán 1828

realizado por el capitán W.F. Beechey

(Fuente: archivo Miguel Valadés Lejarza)




Fuente:

Libro Mazatlán Decimonónico

 

Fotos:

Peche

Manuel Gómez Rubio

SHM

Mario Martini Rivera (Grandeza Mazatleca)

 

Arreglos web

Gustavo Gama Olmos


rescatado 4/10/2013


25_Frederick_William_Beechey.jpg

William Frederick Beechey

A este puerto llegó el barco HMS Blossom el tres de febrero de mil ochocientos veintiocho. Fue este hombre inglés uno de los primeros exploradores europeos en llegar a nuestro puerto. Durante los cinco días que pasó aqui, Frederick Beechey no se concretó a ver el caserío de pescadores que era el Mazatlán de ese entonces. 


Él era un cartógrafo por naturaleza y durante su breve estadía realizó uno de los primeros y más exactos mapas no sólo del puerto y sus alrededores, sino también de aquellas casas al norte del cerro de la aduana.