www.amigosdemazatlan.com.mx


Historias Mazatlecas

Las Islas de Mazatlán


Vamos a tratar de describir el Mazatlán de antaño, aquel que no tenía pobladores solamente los mulatos que vigilaban las costas y que venían del Presidio de Mazatlán. Para eso nos trasladaremos hasta 1806 fecha en que se establecieron como primera familia que habito el puerto José María Canizalez y Petra Zamudio, allá por el rumbo de la Playa Norte, para ser más precisos en la falda del cerro de la Nevería “chico” (cerro del obispado), donde hoy esta un edificio que en algún tiempo ocuparon las oficinas de la Mexicana de Aviación en la Belisario Domínguez y Paseo Claussen, pues han de saber que este paseo se prolonga hasta la alegoría Marina El Pescador (los monos bichis).

 

Los marinos de aquel entonces se referían al puerto como las Islas de Mazatlán, pues si bien tenemos:

las Tres Islas, El Faro, la azada, la de Chivos y los cardones en la isla de la Piedra, además de los dos hermanos en Olas Altas, pues el cerro de la Nevería y el del Vigía vistos a la distancia también semejaban ser islas.


Muchos historiadores y narradores confunden mucho esto, al grado de hacer pensar al lector que el Cerro del Vigía era isla.


Veamos estos dos planos de 1825 y 28,  uno de  José de Caballero  y  el  otro  de  W.F. Beechey,  donde  muestran como  


vieron el Mazatlán de aquel entonces cuando apenas empezaba a poblarse y todavía no hacían relleno alguno

Plano_1825_jose_de_caballero.jpg

El de caballero que más bien es un dibujo carente de profesionalidad, nos muestra caseríos tanto en el puerto viejo como en el puerto de Ortigoza mas no así, separación alguna del cerro del Vigía.

Plano_1828_FW_Beechey.jpg

En este de  W.F. Beechey tan profesional, que lo compare con una imagen actual de google y se puede decir que no hay diferencia en sus contornos salvo aquellos rellenos que en sus tiempos se han hecho, tampoco apreciamos alguna separación.


Plano_comparando.jpg

Creo que mi generación es de las ultimas en recordar los limítrofes del casco urbano, pues  a partir de la década de los cincuenta  se hicieron grandes cambios urbanísticos que le dieron a nuestro Puerto la belleza que hoy presumimos, Paseo Claussen, Avenida Gutiérrez Nájera, Avenida Alemán, Avenida Gabriel Leyva y la Avenida Emilio Barragán, la única calle que se vio diferente fue la Zaragoza que por fin unió el oriente y poniente de la ciudad.

 

A partir de la Gutiérrez Nájera y Paseo Claussen y terminando en la punta el Camarón era la playa Norte que antaño se uso como puerto.


La conocida Bahía de San Félix, que hasta ahora no hay ningún historiador ni cronista que haya explicado el por qué ese nombre.


Y como decía a mi generación le toco todavía este espacio tan virgen que solo existía en su inicio donde hoy es el Seguro Social viejo la casa del señor Bogarín, todo lo demás era un médano contínuo con el mar al poniente y una serie de lagunas al oriente.








plano_1.jpg

                                                                                                       Playa Norte

                                                                                                             1940´s



La explicación viene al caso para aclarar como el mar invadía periódicamente los terrenos detrás del médano y como el estero del infiernillo se alimentaba directamente desde la Playa Sur, hasta lo que en el centro histórico es el mercado y por allá la colonia reforma y la montuosa desde el infiernillo había marismas que llegaron a inundar hasta Palos Prietos.


En esta época del año (mayo, junio, julio, septiembre), conocida como de aguas, era tal la entrada del mar brincando médanos, que en Olas Altas a la altura de la hoy Calle Dr. Rigoberto Lewis se hacia una comunicación con la playa sur, calle Ancla y no se diga del agua que llegaba por este lado hasta la hoy plazuela Machado y por la Benito Juárez hasta el Mercado, haciendo parecer el cerro donde estaba el cuartel  Colorado (hoy Salubridad y Centro Escolar Rosales) también como una isla.

 

Tratare de no perderlos y seguir llevándolos hacia los lugares que fueron cobrando importancia por su creciente población pues la gente busco los lugares altos dando así origen al primer centro de la ciudad.


Todo esto entorno al primer mercado con que contó Mazatlán y que estaba ubicado muy cerca del Templo de San José, donde hoy está la Plazuela Hidalgo más conocida como de “los leones”, dejando atrás los escasos  “primeros asentamientos” que estaban en la “Bahía de Puerto Viejo.


La calle Principal (hoy Belisario Domínguez) unía los dos puertos y justo sobre esa rúa se edificaron las primeras casas de los pobladores extranjeros de mayor renombre de la época.


Era tanta la importancia que estaba cobrando el Puerto que surge entonces la primera oficina de gobierno local y se empieza a construir en 1828 el edificio de...  La Aduana Marítima.


Para el año de 1832, el trabajo en el cada vez más solicitado muelle de "La Aduana”, se veía constantemente impedido por las olas que en tiempo de lluvias y tormentas, brincaban el médano de la playa que se encuentra al poniente de la ciudad, cuyas aguas  alimentaban las lagunas ya existentes en la mayor parte de lo que hoy es el Centro Histórico y es por eso que se construyo "un dique" (muro de contención)  dando origen al paseo de "Las Olas Altas".


Don Juan Nepomuceno Machado acaudalado comerciante de origen filipino, al percatarse que la construcción del dique había permitido secar las lagunas y ganarle al mar grandes extensiones de terreno, tuvo la visión de hacerse de un predio muy grande que después donaría a la Ciudad con la condicionante de que allí se erigiera una Plaza Pública, misma que se construyo años mas tarde en 1837 y que lleva su nombre.

 

No quiero hacer muy cansado este relato, por lo que lo pararemos aquí, pero dejando espacio abierto para proseguir mas adelante si surgen dudas y preguntas. 


Fuente:

 

Mazatlán Decimononico

 

Fotos:

 

Mazatlán Decimononico

Grandeza Mazatleca

 

arreglos web 

Gustavo Gama Olmos


18 de enero de 2014

Mazatlán, Sinaloa