www.amigosdemazatlan.com.mx


Historias Mazatlecas



El Banco Occidental de México

BANCO_OCCIDENTAL_WEB.jpg

En la esquina de Belisario Domínguez y Constitución estuvo hasta su demolición en 1965


El edificio de la oficina matriz del Banco Occidental de México.

 

Como muchas más en la ciudad que eran conocidas por nombres, a la finca de dos plantas que hubo anteriormente se le conoció como la Casa de Arena, probablemente por causa que en el local de la planta baja estuvo en la década de 1870 la Tienda de Arena, propiedad de Henry Gallick, que además de ser fábrica de calzado y baúles de zinc laminado,  vaqueta y madera, vendía efectos de ropa de ropa europea de lujo, mercería y alhajas, ropa hecha, armas de fuego, muebles y efectos del país. La casa original fue construida por Guadalupe Rojas, esposa del bohemo Francisco Schober, quien fuera de los primeros comerciantes extranjeros establecidos en Mazatlán y desde 1837 el primer tesorero con que conto la comuna, hasta que renuncio en 1844.


La señora Rojas, luego de enviudar de Schober, contrajo matrimonio con un ingles de apellido Buchart y cuando enviudo de él, caso de nuevo con un extranjero de apellido Wastbinder y mientras fue de su propiedad residió con su familia en la planta alta.


La planta baja tuvo, por su céntrica localización, inquilinos importantes, entre ellos la municipalidad, ya que por un acuerdo de Cabildo de fecha 1noviembre 24 de 1855, se trasladaron “la Sala de Acuerdos y su Secretaría a los bajos de la casa de Doña Guadalupe Rojas que da frente a la calle Principal, por ser decente y cómodo ese local, quedando el de los Alcaldes Conciliadores en el que actualmente ocupan de la misma casa, todo por una renta de 55 pesos al mes.”


La finca la vendió la señora Rojas a Fortunato de la Vega en Mayo 13 de 1868. De la Vega pertenecía a la influyente familia de su mismo apellido en Culiacán, y se conoce que una persona con ese mismo nombre fue arrendatario de la Casa de Moneda y prefecto de Distrito en aquella ciudad, quizá él mismo o su padre.  Él fue declarado en quiebra y la casa adjudicada en pago de créditos insolutos a Adelaida de la Vega, el 5 de Septiembre de 1877.


En la planta baja tuvo desde 1891 su establecimiento comercial el español Marcelino Herrerías, quien residió en la alta con su familia. Herrerías cerró su tienda a principios del siglo XX para dedicarse de lleno a la administración de su fábrica de tabacos La Universal, que estableció al final de la calle Constitución.


Adelaida de la Vega no estuvo en condiciones de liquidar créditos que le concedió Joaquín Redo y la casa fue embargada y sacada a remate judicial en 1902. A dicho remate concurrieron dos postores, el Banco Occidental representado por su director, Alejandro Valdés Flaquer, y Andrés Avendaño, y después de varias pujas, fue adjudicada al Banco en la suma de $20,000.

BANCO_OCCIDENTAL_WEB_2.jpg

El nuevo edificio levantado por el banco fue terminado en 1907 y era, según la opinión de muchas personas, la más distinguida y hermosa de todas las construcciones de la ciudad.


En la planta alta del edificio residieron personas que fueron directores de la institución, entre ellos:


Alejandro Valdés Flaquer, Federico Goodchild, Tomas de Rueda Valparda, Roberto Valadés Weber, Manuel Velázquez  y Héctor Escutia.

 



FUENTE:

Las Viejas Calles de Mazatlán

Oses Cole


FOTOS

Peche


DIBUJO

Marco Octavio Patrón Zuñiga


Arreglos web


Gustavo Gama Olmos


12 de febrero de 2014

 

Mazatlán, Sinaloa

BANCO_OCCIDENTAL_WEB_3.jpg