www.amigosdemazatlan.com.mx


Mazatlecos Distinguidos




ANTONIO GUILLERMO HAAS ESPINOSA DE LOS MONTEROS







 

Nació en Mazatlán, Sinaloa, donde ha residido la mayor parte de su vida. Cursó la carrera de economía en la Universidad de Harvard y, posteriormente, realizó estudios informales de música y pintura; sin embargo, han sido la literatura y el periodismo las actividades en las que ha proyectado su capacidad creadora.

A iniciativa suya se creó el Premio Nacional Mazatlán de Literatura para el que ha colaborado como organizador y jurado. Esta presea goza de firme prestigio en México, dada la seriedad de su adjudicación que ha distinguido a los más significados escritores y poetas mexicanos.

En el periodismo ejerce como columnista de la revista Siempre y en el diario Excélsior.  Ha escrito varios libros de interés promocional para nuestro país, al exaltar, con prosa docta pero amena, los atractivos nacionales. En este aspecto destacan las obras tituladas México, publicado en Londres, Inglaterra, con fotografías de Albano Wall; y Jardines de México, obra editada, simultáneamente, en Italia y en Estados Unidos.  También ha escrito obras de teatro. Los periódicos estatales El Debate, Noroeste, el Sol de Sinaloa y el Sol del Pacifico se han beneficiado de su pluma.

Su conocimiento musical es amplio, particularmente en el género operístico, en razón de lo cual participó como director de escena en el Quinto Festival Cultural Sinaloa, cuando se presentaron las óperas Lucía de Lammermoor y La Traviata. Ahora, en 2003, este festival lleva su nombre.

Como miembro de la Sociedad de Amigos del Teatro Ángela Peralta, Antonio Haas se constituyó en el más decidido gestor de la reconstrucción de esa joya de la cultura sinaloense en Mazatlán. La presencia de ese recinto, como uno de los más bellos y auténticos en su género en nuestro país, debe asociarse, en idea, con la obra del escritor mazatleco para quien tal rescate fue una de sus mayores obsesiones. Ha sido también, vehemente defensor de la riqueza arquitectónica del Mazatlán antiguo y, por tanto, un permanente propugnador de la preservación del centro histórico del puerto.

 En reconocimiento a sus méritos literarios y a su ejercicio crítico, recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1991; el Premio Sinaloa de Ciencias y Artes 1992; y el Premio Sinaloa de Periodismo 1995.

 Aun cuando es una de sus facetas creativas menos conocidas, el arte pictórico es otro terreno en el que muestra su talento. Desde la fundación de El Colegio de Sinaloa, fue designado consejero y, en consecuencia, ha participado como conferenciante y ponente en coloquios, mesas redondas y en diversos actos institucionales, en Sinaloa, México y en el extranjero. El Colegio le ha publicado cuatro libros, y el teatro del seguro social en Mazatlán, lleva su nombre.



 www.elcolegiodesinaloa.com

antonio_haas.jpg